Buscar
  • Happy Dog

Los perros son capaces de detectar un ataque epiléptico


Los perros se caracterizan por su magnífico sentido del olfato, ellos pueden oler determinados compuestos químicos relacionados a las crisis epilépticas: Investigaciones demuestran esto y los investigadores estudian ahora como entrenar a estos animales, para identificar un ataque, antes que se produzca y reaccionar de mejor forma.

Su olfato extraordinario les permite a los perros, poder llegar más allá de lo que cualquier tecnología humana, ha sido capaz de desarrollar para detectar drogas, explosivos e incluso algunas enfermedades, como diferentes tipos de cáncer. Quienes llevan años entrenando a los perros para esto y otros propósitos, como la detención de ataques de epilepsia. Sin embargo, los ensayos realizados hasta la fecha demostraron una efectividad variable, con lo que hasta ahora no se tenia prueba científica definida.

Un estudio de la Universidad de Rennes, publicado en Scientific Reports, sugiere que los canes son capaces de detectar un tipo de olor especifico que emitimos los humanos cuando padecemos un ataque epiléptico. Una hipótesis que se postula es que abriría la puerta a ayudar a muchos enfermos. La mayoría de los perros de asistencia específicamente entrenados para las personas epilépticas asisten a los enfermos una vez se ha producido la crisis, dice Jennifer Cattet, doctora en psicología y teología animal de la Universidad de Ginebra.

“Los científicos todavía no saben qué moléculas específicas pueden detectar los perros cuando ocurre un ataque epiléptico, ni cuándo ni en qué condiciones aparecen”

Los científicos aún no saben a ciencia cierta que molécula en específico, es capaz de detectar nuestra mascota, ni cuando o en que condiciones aparecen - afirma Cattet - Suponemos que los perros pueden adaptar su sentido del olfato dependiendo del contexto. Por ejemplo, sabemos que son capaces de identificar a los individuos más débiles dentro de un grupo de presas. Con lo que es probable que exista un olor emitido por nuestro cuerpo en determinadas situaciones (como una crisis epiléptica o un episodio de estrés) que pueda ser detectado por los cánidos de un modo innato" apunta Cattet.

Sudor tras un ataque epiléptico

Debemos ser exactos y para esto, debemos decir que los investigadores usaron muestras obtenidas durante el ataque, y no antes, por lo que no se puede decir con precisión que tipo de olores son los que se detectan, ni cuándo se producen. Sin embargo, el estudio da la posibilidad a nuevas líneas de investigación que desarrollen tecnologías que ayuden a predecir estos ataques.

El objetivo está claro y preciso: ser capaces de conseguir que los perros sean capaces de detectar los ataques.

"El hecho que hayamos detectado un olor específico permite adiestrar a un mayor número de canes que ayuden a personas aquejadas de epilepsia", afirma Cattet, quien trabaja desde hace años en organizaciones como Medical Mutts, en Estados Unidos, y Handi Chiens en Francia con un propósito: conseguir que los canes sean capaces de detectar los ataques antes de que se produzcan. Eso sí, no será nada fácil. La investigadora asegura que para su proyecto los perros necesitaron unos tres meses de media.

.


0 vistas
BANNER.jpg

Contacto Publicidad

Hola@pethappychile.com