Buscar
  • Happy Cat

Fue a un refugio y adoptó a los 10 perros más ancianos que nadie quería para cambiarles la vida


Muchas veces, la muerte de una mascota puede ser tan dura como la de un ser humano. Su presencia es fundamental en la vida de una persona y su ausencia deja un vacío difícil de llenar. Para Steve Greig, un contador de Colorado, la muerte de su perro fue especialmente dura.

"Estaba tan consternado por lo que pasó. Uno, dos meses pasaron y me sentía horrible. Pensé que la única manera de sentirme mejor era si algo bueno pasaba. Eso probablemente no hubiese pasado si no hubiese muerto", le comentó a The Dodo.

Greig fue hasta el refugio de animales de la ciudad y preguntó por los perros que nadie había querido adoptar. "Crecí con muchos animales. Mis papás amaban a los animales y casi siempre me dejaban tener los que quisiera siempre y cuando los cuidara".

"Así que adopte a un chihuahua de 12 años, llamado Eeyore con problemas al corazón y cuatro rodillas malas, y lo traje a casa, así comenzó todo", dijo sobre cómo más adelante llegó a adoptar a nueve perros más del refugio.

Además debe cuidar de la salud de cada uno de ellos, por eso, pasa a su casa a la hora de almuerzo todos los días a darles de comer y ver que todo esté en orden. Y ni pensar en los fines de semana, son los días para llevarlos al peluquero y claro, pasar aún más tiempo de calidad junto a ellos.

Y como si fuera poco, Greig es el orgulloso padre de una cerdita llamada Bikini, quien jura que es un perro.

"Son muy sabios", dijo sobre los perros y animales mayores. "Saben lo que quieren de la vida una vez que llegan a cierta edad. Estos perros saben quienes son así que es fácil entablar relaciones con ellos".


0 vistas
BANNER.jpg

Contacto Publicidad

Hola@pethappychile.com