Buscar
  • Happy Cat

Algunos signos de que puedes estar paseando a tu perro incorrectamente y cómo corregirlo


Probablemente lo han visto un millón de veces: un perro al límite de su correa, arrastrando a su dueño por la calle. No sólo es molesto para el perro y para su dueño, sino que también es peligroso, según muestran algunos estudios.

Un estudio reciente ha causado algo de alarma al pasear perros de esta forma. Refleja que, en especial en dueños mayores de edad, existen riesgos de fractura asociada al incorrecto paseo de perros. La mayoría de estas lesiones son a la cadera y extremidades superiores, y ocurre con mayor frecuencia a las mujeres.

¿Significa esto que debemos dejar de pasear perros? Absolutamente no. De hecho se recomienda tener una mascota a la gran mayoría de la gente, considerando los beneficios que una mascota feliz brinda al hogar.

Lo que sí se recomienda es comenzar a enseñar mejores modales con la correa a los perros. “No puedo dejar de insistir en la importancia del entrenamiento de obediencia y asegurarse de que el perro sea correctamente enseñado a no tirar de la correa,” dijo Kevin Pirruccio, el co-autor del estudio y Candidato a Doctorado de la Escuela de Medicina en Pennsylvania.

Enseñarle nuevos trucos a viejos perros

¿Por donde comenzar a enseñarle a un perro a no tirar? Tyler Ohlmann, un entrenador profesional de perros de Louisville, nos ayuda con varios consejos para un apropiado adiestramiento.

“La mayoría de la gente no pasea correctamente a sus perros,” dijo Ohlmann. “La gente cree que debe mantener al perro firmemente junto a sí mismos, por lo que tiran de la correa para sostenerlos. Eso gatilla un reflejo de oposición, lo que causa que el perro empuje hacia delante. Mientras que el perro empuje (tire de la correa) pueden hacer cosas, pueden explorar, y los perros hacen lo que les funciona… lo que significa que tirar de la correa se convierta en el precio que pagan para ir a algún lado. Están literalmente enseñándole a un perro a tirar, lo cual es probablemente la razón número uno de que esté paseando incorrectamente.”

Una de las peores cosas que se puede utilizar, agrega Ohlmann, son las correas retráctiles. Desde el punto de vista de un entrenador, las correas retráctiles son “pésimas porque le enseñan a un perro a tirar de ella,” dice, "ya que un perro tira, es recompensado con más correa." Las lesiones, tanto para perros como para las personas, ocurren cuando el perro corre hasta el extremo de la correa y rompen el mango con su fuerza – la mayoría de las personas no están utilizando una correa apropiada para el tamaño de sus perros, o simplemente le quitan la correa a su dueño y salen corriendo.

Un ejemplo de esto lo dio Renee Backum Abell, dueña de un perro de 20 kilos, quien utilizaba una correa retráctil, cuando su perro vio a una ardilla. “De repente escucho a la correa girar rápidamente y antes de que pudiera agarrarla mi perra alcanzó el final corriendo a toda velocidad,” dijo Abell. “Ella es músculo sólido… hizo que mi cabeza latigara hacia atrás.” La primera dislocación de costilla de Abell fue producto de esto. Inmediatamente después de recuperarse del incidente inscribió a Pearl, su perra, en adiestramiento.

Cómo pasear correctamente a tu perro

Para evitar todos esos tirones, lo que quieres es que caminen tranquilamente a tu costado con una correa suelta, no apretada. Hay toda clase de formas para lograr eso, dijo Ohlmann, ya sea dándoles premios o hablándoles únicamente cuando no estén tirando de la correa, o cambiando de dirección cuando tu perro deja de mirarte. Como una alternativa a entrenar al perro a no tirar, otra opción es utilizar equipo para controlar el mal comportamiento.

Comprendemos que no todos tienen los medios, o la habilidad, o el tiempo para poder entrenar a su perro. Para ello existe equipo especial que puede ayudar a aliviar el paseo. Ya sea un arnés que gire su cabeza, o que apriete ligeramente su estómago, o un collar que aplique ligera presión cuando tiren de él, el propósito del equipo es hacer que el acto de tirar de la correa sea molesto.

“Los perros son criaturas racionales, así que si el acto de tirar les resulta poco grato, lo realizarán menos.” Dijo Ohlmann.

El equipo es efectivo para alrededor del 80 o 90% de las distracciones, pero cuando se presenta estímulo muy serio (como una ardilla o un gato, por ejemplo) puede que no les importe. Es por ello que el entrenamiento es mejor a largo plazo.

Recuerden, si nuestros canes son porfiados o agresivos al pasear, es culpa nuestra, no de ellos. Es nuestra responsabilidad mostrarles la forma adecuada de pasear, tanto por nuestro bien, como el de ellos.

Compartir este post.


0 vistas
BANNER.jpg

Contacto Publicidad

Hola@pethappychile.com