Buscar
  • Happy Cat

Una perrita “callejera” se convierte en la primera en conquistar un cima del Himalaya al ir junto a


Una callejera se hizo amiga de una expedición montañesa y los siguió a una cima de 7.1 kilómetros de altura en el Himalaya, lo que sería la primera vez para cualquier canino.

La perrita, llamada Mera, alcanzó la cima de Baruntse en Nepal sin ninguna ayuda, y aún así fue capaz de correr cuando llegó a la cima.

Los Sherpas, un grupo de nativos de Nepal, que estaban acompañando a la expedición dijeron que nunca habían visto una hazaña como ésta, y una organización que documenta expediciones dice que el hito puede ser el más alto registrado por un perro. Esto según la revista Outside.

“Que yo recuerde no hay ningún perro que haya llegado a cualquier cima en una expedición en Nepal” dijo Billi Bierling de la base de datos del Himalaya. “Solo espero que ella no se meta en problemas por haber conquistado Baruntse sin un permiso.” Bromeó.

Se sabe que los perros les gusta estar en el campamento base de Everest, con una altura de 5,3 kilómetros y seguir a los escaladores hasta el segundo campamento (6,5 kilómetros), pero la escalada de Mera en Noviembre puede ser la más alta registrada.

Mera, de 20 kilos, es una mezcla de Mastín Tibetano y Pastor del Himalaya.

Mera fué atada a una cuerda en algunos segmentos peligrosos por su seguridad, pero no lo necesitó.

Se unió a los escaladores del Club de Katmandú cuando ellos ya estaban a una altura de 5,2 kilómetros y se unió a Don Wargowsky de Seattle.

Don dijo que los Sherpas de la expedición al principio sólo toleraban a la perrita, pero después comenzaron a apreciar su habilidad para escalar.

“Nunca habían visto algo similar. Dijeron que era una perrita especial, que le trajo suerte a la expedición,” dijo Wargowsky. “Algunos incluso pensaron que estaba bendecida.”

En cierto momento Mera pasó dos noches durmiendo fuera, expuesta en un glaciar, lo que causó que Wargowsky se preocupara de que pudiera morir de frío. Pero ella no pareció inmutarse e incluso más tarde compartió la tienda y la comida con Don.

En el día del ascenso final, dijo que a ella parecía no preocuparle la altura ni los precipicios en ambos lados y se adelantó al grupo.

“No tengo idea si ella habría estado ahí antes, pero parecía muy confiada en lo que hacía,” agregó.

Mera se le adelantó en la última parte del ascenso y le esperó en la cima, jadeando con su lengua afuera.

“Nunca había estado en la cima de algo como esto con un perro. Ella se apoyaba en mí pidiéndome caricias. Todo fue bastante irreal.”

Mera ahora vive con el administrador del campamento base, Kaji Sherpa.

Compartir este post.


0 vistas
BANNER.jpg

Contacto Publicidad

Hola@pethappychile.com