Buscar
  • Happy Cat

¿De dónde viene la rivalidad entre gatos y perros?


Estamos acostumbrados a ver tanto en la vida real como en la televisión que los gatos y los perros no se llevan bien, de hecho vienen directamente a nuestra mente imágenes en que el gato de Tom y Jerry, sale magullado luego de que sus planes fallan y se enfrenta a un perro imponente que lo lastima.

Pero ¿dónde nace esta rivalidad? o ¿seremos nosotros quienes exageramos estas situaciones?

La principal razón es que perros y gatos no se entienden. Por ejemplo los perros mueven su cola cuando están contentos mientras que el gato la mueve si está irritado o busca tranquilidad fuera de las molestias. Los gatos arquean el lomo para avisar que los acaricien, mientras que los perros lo hacen en señal de defensa o ataque. Sus mecanismos de comunicación corporal son diferentes.

No es que los perros odien a los gatos, de hecho si los crias desde pequeños pueden llegar a llevarse muy bien de grandes, lo que ocurre es que por su instinto los perros persiguen a los gatos. Ellos también son cazadores, sólo que es más fácil encontrarse a un gato que cualquier otro animal, por tanto el instinto del perro le ordena correr detrás del gato y el instinto de este último le obligará a huir.

En general cuando ocurre esta persecución, los gatos suelen ganar, ya que son más ágiles e inteligentes y pueden escabullirse y escapar con mucha facilidad.

También consideremos que tienen personalidades opuestas, los perros se caracterizan por ser más sociables y acatan las reglas, en cambio los gatos son más independientes, territoriales y desobedientes. Lo que no quiere decir que no puedan coexistir en armonía, pero necesitan adaptarse.

¿Qué ocurre con los perros que conviven con gatos?

Al aprender a convivir juntos, ambos pierden parte de su instinto de caza, al pasar tanto tiempo conviviendo, se entienden e incluso llegan a tenerse cariño.

Comparte este post.


0 vistas
BANNER.jpg

Contacto Publicidad

Hola@pethappychile.com